29/2/2008




Algunos comentarios sobre su obra

..Las composiciones de Milner Cajahuaringa: “Color Flotante” están entre los ejercicios en color puro mas agradable que se han visto últimamente y mas aun que cualquiera que con ese nombre pueda encontrarse en estas latitudes. El uso de formas lineales incisas que sugieren inscripciones incas pero no molestan como tampoco lo hace la presencia de pequeños símbolos de colores brillantes contra un fondo monocromo.

Frank Getlein, The Sunday Star, Wash. 30 Nov. 1966



"..Cajahuaringa es una de las figuras mas destacadas no sólo de la pintura peruana, sino de la aportación iberoamericana al arte universal.
En la pintura de Milner hay una estructura anclada en la vivencia y en la leyenda, nutrida de recuerdos y susceptible de convocar vivencias y sentimientos que rozan lo inexplicable, domina y predomina sobre el territorio del color..


Tomado de la Revista "Diart" de España




1

28/2/2008

Para quienes posean obras de Cajahuaringa

Estoy realizando un documental sobre la obra de Milner Cajahuaringa y sería muy útil para mi contar con la mayor relación de obras del artista. Si usted tiene una obra de Cajahuaringa, me encantaría poder filmarlo 0 fotografiarlo y mostrarlo en el documental. Si está dispuesto a colaborar, puede escribirme a mcajahuaringa@yahoo.com . La producción le agradecerá colocando su nombre en los créditos finales.

Micaela Cajahuaringa
Directora del documental

ALGUNAS OBRAS





27/2/2008

Biografía

MILNER CAJAHUARINGA – Lima-Perú (1932)
Artista Plástico

Milner Cajahuaringa nació en Huarochirí, provincia de Lima, el 29 de Febrero de 1932. Actualmente vive en Cieneguilla, en Lima.
Estudió en el colegio Guadalupe en Lima. En 1950 ingresa a la Escuela de Bellas Artes de Lima para seguir estudios, pero determinaciones familiares le obligan a viajar a Buenos Aires, para seguir la carrera de medicina, de la cual estudió los tres primeros años, haciendo simultáneamente por las noches estudios de dibujo y pintura en la “Asociación Plástica Argentina”, teniendo como maestros a los distinguidos artistas Demetrio Urruchua y Cecilia Marcovich los que le han de permitir entender y definir su vocación artística.

Regresa al Perú en 1954, para seguir definitivamente sus estudios de Arte y reingresa el mismo año a la Escuela Superior de Bellas Artes Lima, donde se caracteriza por su seriedad y dedicación a los problemas estéticos. Egresa en 1959 con el 1er. Premio de pintura Medalla de oro. Como todo buen artista ha escudriñado profundamente el espíritu estético de nuestro país habiendo encontrado valores singulares en las hermosas regiones cuzqueñas de Ollantaytambo, y Machu Picchu. Tan poderoso fue su impacto emotivo que a partir de 1956 su arte toma nuevo giro, dentro de una novedosa serie de elementos estéticos muy significativos de la grandeza espiritual de nuestro pasado artístico.

Milner Cajahuaringa es ya un veterano en las lides artísticas. Su inquietud por el arte lo revela a través de ideas, observaciones y hechos singulares. “Estima que se va perfilando en el Perú una estética nacionalista pero con dimensiones universales, debido a que el artista es un profesional de alta escuela, no ya un empírico”. Piensa también que el artista para ser auténtico, para expresar con más propiedad y acierto el alma misma de su país, debe proceder del dominio de lo universal a lo particular o local”.

En 1961 es invitado a participar en la VI Bienal de Sao Paulo, Brasil, donde obtiene un reconocimiento de la división de Cultura de Itamaratí Río de Janeiro

En 1963 Vuelve a Brasil como Comisario del envío peruano a la VII Bienal de Sao Paulo.

En 1962 se propuso constituir un organismo artístico a nivel continental: “El Grupo Sudamericano de Artistas Plásticos”, lo que nos habla de sus grandes ambiciones y proyectos.

En 1964 viajó a España como ganador del Premio “Arte de América y España”.

En 1965 al 1986 Es profesor de la Escuela Autónoma de Bellas Artes del Perú,

En 1968 es fundador y co-director de la Galería TRAPECIO en Lima-Perú.

En 1975 "XIII Bienal de Sao Paulo" Pintores sudamericanos

De 1958 al 2000, constantes muestras individuales y colectivas, en Lima y diferentes ciudades de América y Europa.

En su pintura, juega con colores complementarios, imágenes trapezoidales, formas geométricas y cálidos colores que representan la arquitectura del antiguo Tahuantinsuyo.
Mantiene un balance estático en su trabajo entre abstracción y figurativo, a través de su representativo estilo cada vez más dominante en los últimos años.